El amaranto es un cultivo milenario y un verdadero tesoro nutricional. Sus bondades y versatilidad culinaria hacen que gane cada vez más presencia en la alimentación de personas de todo el mundo.

¿Cómo puede consumirse el amaranto?

Las semillas son la parte comestible más conocida y difundida del árbol de amaranto. Se consumen las semillas enteras o trituradas, o en forma de harina de amaranto o de leche de amaranto. Por otra parte, las hojas del amaranto también son aptas para consumo humano:

  • Para aprovechar todos los nutrientes de las semillas de amaranto, ya sea que se consuman enteras, trituradas o en forma de pseudocereal inflado (palomitas de amaranto), deben ser previamente activadas. El proceso de activación de las semillas es muy importante porque existen enzimas (anti-nutrientes) en la estructura de la semilla de amaranto que impiden la absorción de sustancias nutritivas muy valiosas para la salud humana. Además, es una práctica muy simple que consiste en sumergir las semillas de amaranto en agua y dejarlas en remojo durante 12 horas. Se pueden consumir en el momento, o bien escurrir el agua y secarlas al sol o en horno deshidratador, para que las semillas queden secas nuevamente. Cuando están completamente secas, se guardan en un contenedor hermético y se conservan por bastante tiempo, incluso meses. Con la activación, las semillas de amaranto se digieren con mayor facilidad y son mejor asimiladas por el organismo.
  • Las semillas de amaranto pueden ser hervidas y consumidas como si se tratara de quínoa u arroz. La proporción es 1 taza de semillas y 3 tazas de agua.
  • Las hojas del árbol del amaranto se pueden consumir frescas en ensaladas, o cocidas, como parte de platillos principales o como guarnición. Deben estar sanas y ser lavadas con agua potable.
  • La harina de amaranto se obtiene de la molienda de las semillas de amaranto. Puede ser utilizado en amasados para personas celíacas, debido a que el amaranto es libre de gluten, o también como espesante, añadida en pequeñas cantidades a preparaciones húmedas.
  • La leche de amaranto puede ser consumida sola, en licuados con frutas o mezclada con cereales en copos, hojuelas o granolas.

Cualidades nutricionales de las semillas de amaranto

  • Son libres de gluten, por lo cual puede ser consumida por personas con celiaquía y por aquellas con intolerancia al gluten.
  • Son fuente de proteínas
  • Son ricas en minerales como hierro y calcio que son adecuadamente asimilados si las semillas han sido activadas.
  • Son fuente de fibra insoluble, la cual previene o combate el estreñimiento y brinda mucha saciedad. Esto último convierte al amaranto en un elegido para bajar de peso.
  • Poseen un elevado contenido de ácidos grasos omega-3, que cumplen una función antiinflamatoria y cardioprotectora.
  • Son ricas en antioxidantes, incluso se comercializa el aceite de amaranto para prevenir el envejecimiento y el cáncer.

Preparación de la leche de amaranto

Para 1 litro:

  • Semillas de Amaranto: 1 taza
  • Agua: 1 litro
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada sopera de miel para endulzar (opcional)

Remojar durante 2 horas las semillas de amaranto en el agua. Luego calentar hasta que la mezcla comience a hervir y se espese. Apagar el fuego, dejar enfriar y colar utilizando un lienzo. Mezclar la leche con la pizca de sal y la miel. Consumir y guardar el resto en el refrigerador durante dos días.

 
¿El amaranto forma parte de tu dieta? De ser así, ¿Cómo lo consumes?

(Visited 591 times, 1 visits today)


También te puede gustar