La alimentación es uno de los temas de los que más se habla últimamente. La salud depende directamente de los alimentos que consumimos. Por ello es importante llevar una dieta equilibrada. La solución para tener un estilo de vida sano ha llegado con ciertos alimentos, tal como la spirulina.

La spirulina es un alga microscópica que tiene un color verde y azul. Ha sido catalogada por muchos expertos como una cianobacteria, la cual puede encontrarse en lagos alcalinos. Es llamada también un superalimento, ya que ofrece muchísimas propiedades nutricionales. Tanto ha sido así que importantes instituciones como la NASA o la OMS han promovido sus beneficios.

La gran virtud de la spirulina es que contiene proteínas más digeribles que las de la carne roja. Y además, contiene una gran variedad de elementos nutritivos como ácidos grasos esenciales, vitaminas, minerales y clorofila. También proporciona antioxidantes como los betacarotenos.

Entre los ácidos grasos contienen el tipo poliinsaturados como Omega 3 y Omega 6. En cuanto a la proteína, posee los 8 aminoácidos esenciales, además de todas las vitaminas liposolubles e hidrosolubles (A, del grupo B, D, E y K). Asimismo aporta minerales como calcio, potasio, hierro, yodo, fósforo, azufre y magnesio, sin mencionar la gran fuente de fibra que este superalimento es.

La spirulina y sus efectos depurativos

 

Una de las razones por las que se recomienda el consumo de spirulina es por su efecto depurativo en el organismo. Este superalimento es un antiséptico natural y un estimulador del tránsito intestinal. Tiene un efecto beneficioso en la flora bacteriana del intestino, la cual puede verse alterada por el consumo de medicamentos o como resultado de malos hábitos alimenticios. Es por todo esto que también es usada para casos de estreñimiento.

Por otro lado, la spirulina también aporta beneficios cardiovasculares. Gracias a su alto contenido de ácidos grasos, es posible reducir el colesterol y los triglicéridos. Asimismo, ayuda a disminuir la presión sanguínea diastólica y sistólica. Este efecto depurativo en la sangre también supone en menor riesgo de sufrir anginas de pecho e infartos, así como problemas cardíacos derivados del exceso de grasas en la sangre.

La spirulina es usada como suplemento dietético para aprovechar todos sus beneficios nutricionales. Se suele consumir de dos formas: en cápsulas o en polvo. Cuando se utiliza en polvo, puede mezclarse con comidas como hummus, guacamole o salsas. Pero una forma bastante común de utilizarla es en batidos, ya sea para tomar en el desayuno, como merienda o incluso como almuerzo.

Spirulina para bajar de peso

 

Por los efectos depurativos que tiene la spirulina en el organismo, podría decirse que favorece también la pérdida de peso. Sin embargo, en este aspecto los expertos no terminan de ponerse de acuerdo. Aunque muchas celebridades afirman incluir este superalimento en sus batidos para adelgazar y mantener su peso, lo cierto es que hasta ahora no existen muchas investigaciones que avalen tal efecto. Es más, la FDA de Estados Unidos ya la declaró como ineficaz para la pérdida de peso.

Sin embargo, eso no significa que su riqueza nutricional no pueda ser aprovechada para llevar un estilo de vida más sano. Muchos nutricionistas aseguran que la relación entre la spirulina y la pérdida de peso está en el poder saciante de este alimento. Y sobre todo porque es rica en proteínas, vitaminas y minerales.

Esto significa que es posible consumir spirulina como parte de una alimentación sana para ayudar a cubrir las deficiencias energéticas que se tienen por falta de nutrientes. En todo caso, siempre es mejor consultar un especialista que te garantice un consumo que sea seguro para tu salud.

Here is a collection of places you can buy bitcoin online right now.



También te puede gustar