El aloe vera, también conocido como sábila, es una de las plantas medicinales que más se ha utilizado como tratamiento natural. Posee una serie de propiedades curativas, tanto así que en el antiguo egipcio le llamaban “la planta de la inmortalidad”. Los beneficios de esta planta la convierten en la opción perfecta para tratar una gran variedad de afecciones, así como para restaurar y mantener un buen estado de salud.

Hoy día, el gel de aloe vera tiene una gran utilidad en el mundo de la cosmética. Sin embargo, uno de sus mayores beneficios los encontramos en su consumo. El zumo de aloe vera puede ser un excelente complemento para nuestra dieta. Y es que se trata de un jugo que contiene 19 aminoácidos, 20 minerales y 12 vitaminas. Esta combinación de nutrientes lo convierte en el mejor suplemento natural.

Razones para tomar jugo de aloe vera

El zumo de aloe vera es una bebida natural muy poderosa, que brinda múltiples beneficios a la salud. Uno de las razones principales para tomar este jugo es que depura el organismo, al ayudar a eliminar toxinas. También ayuda a restaurar y a normalizar la digestión. Todo esto contribuye además, a prevenir tanto el estreñimiento como la diarrea.

Esta bebida también tiene una gran capacidad antiviral y antibacteriana. Por ello, ayuda al sistema inmunitario a combatir los agentes que causan algunas enfermedades. Otro gran beneficio del aloe vera es que ayuda a bajar los niveles de colesterol “malo” o LDL, y triglicéridos. Y gracias a que oxigena la sangre y mejora la circulación, ayuda a prevenir otras enfermedades cardiovasculares.

El zumo de aloe vera también resulta especialmente beneficioso para los diabéticos. Y es que debido a su efecto hipoglucemiante, es capaz de ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre. Asimismo, gracias a su efecto antiinflamatorio, puede ser de gran ayuda para quienes sufren enfermedades crónicas como quemaduras, artritis, el síndrome de colon irritable, enfermedades cardiovasculares, la enfermedad de Crohn, entre otros.

Por otro lado, esta bebida ayuda a combatir el estrés oxidativo y actúa como un energizante. También ofrece beneficios para la salud bucodental, al prevenir problemas de encías asociados a inflamación y sangrado. Además gracias a su acción antimicrobial es capaz de ayudar a controlar las bacterias causadas por sarro en los dientes.

Por todos estos beneficios y muchos otros que no alcanzamos a citar, el zumo de esta planta milagrosa es famoso en todo el mundo.

Recomendaciones para consumir zumo de aloe vera

  • El jugo de aloe vera no se recomienda para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. Esto se debe a que podría estimular el útero y generar contracciones. Y en el caso de la lactancia, podría afectar al bebé.
  • El aloe vera podría ser contraproducente si se toma con medicamentos. Por ejemplo, las personas que toman corticoides vía oral, no deberían tomarlo porque podría reducir sus niveles de potasio.
  • Si vas a preparar el zumo, debes hacerlo en cuanto cortes las hojas. Al tener contacto con el aire, el aloe vera comienza a oxidarse.
  • Una vez preparado el batido, debes colocarlo en la nevera. Puedes conservarlo hasta por una semana, siempre en un recipiente hermético
  • Es recomendable consumirlo dos veces al día para aprovechar todos sus beneficios.

 

De seguro conoces el aloe vera pero ¿sabías todos los usos y beneficios que puede ofrecer su consumo?



También te puede gustar