¿Busca la forma de acelerar su metabolismo y lucir un cuerpo más enérgico y esbelto? Pero seguramente no está dispuesto a sacrificar largas horas en un gimnasio ni un delicioso trozo de pizza durante la noche. Siga leyendo y conocerá 5 hábitos diarios para acelerar su metabolismo.

Constantemente su metabolismo hace un trabajo sólido para quemar calorías por su propia cuenta. ¿Cómo? Bueno, en primer lugar, es importante mencionar que el tener un metabolismo lento por naturaleza no es inherentemente peligroso para su salud, por lo que no debería preocuparse siempre y cuando usted se sienta y luzca saludable. Pero si usted se siente decaído y tiende a subir de peso fácilmente, un metabolismo lento podría ser el culpable, según Forbes.

A pesar de que existen factores genéticos que pueden jugar en la velocidad de su tasa metabólica, de acuerdo con el New York Times, hay comportamientos cotidianos que le afectan también. A continuación conozca 5 hábitos diarios que usted puede comenzar a tomar para acelerar su metabolismo.

1. Duerma lo suficiente

De acuerdo con un review publicado en el 2010 por el International Journal of Endocrinology, la privación del sueño tiene un profundo efecto en la función metabólica. Cuanto menos tiempo duermes se desacelera tu tasa metabólica normal.

De modo que dormir al menos 7 horas al día es bueno para mantener los niveles normales de su metabolismo, Sin embargo, dormir al menos dos o tres horas durante las tardes o dormir más de 10 horas los fines de semana, contribuye a acelerar su metabolismo.

2. Haga Ejercicios

Hacer ejercicios tiene un gran impacto en la cantidad de calorías que quema el cuerpo, según un artículo publicado en la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. Los músculos utilizan más calorías que la grasa durante el día (incluso mientras está en reposo).

Ir al gimnasio, sacar a su perro a pasear, salir a caminar en las tardes – cualquier cosa que usted haga para mantener su cuerpo en movimiento – ayuda a acelerar su metabolismo.

La construcción del músculo mediante ejercicios de fuerza como levantamiento de pesas o fitness, puede ayudar a mantener la salud ósea. Tanto los músculos y los huesos se vuelven más fuertes, cuando los músculos trabajan contra los huesos durante los episodios de ejercicio. ¿El beneficio? Mejor salud en general y una resistencia a la hora de hacer las tareas diarias que van desde levantar una caja o subir las escaleras.

3. No salte las comidas

A veces estamos tan ocupados que nos olvidamos de tomar el desayuno o el almuerzo, y antes de darnos cuenta son las 4 de la tarde y no hemos comido nada (y no, el café no cuenta como una comida). ¿El problema? Saltarse las comidas en realidad puede sorprender al metabolismo y le dará resultados menos que satisfactorios.

Los estudios coinciden en que cuando usted se salta las comidas, su cerebro envía un mensaje a su cuerpo y le dice que debe ralentizar su metabolismo de modo que ahorre energía de lo último que comió. Si se salta las comidas, es muy probable que tenga una energía mucho menor, lo que puede afectarle física, emocional y mentalmente.

4. Pruebe algunos picantes

Comer comida picante (sin abusar) puede acelerar su metabolismo – chiles, en particular. Los pimientos tienen un compuesto llamado capsaicina, que les da su poder acelerador. Un estudio publicado en el New York Times indicó que la capsaicina crea una gran protuberancia en la generación de calor, ayudando a acelerar la quema de alimentos inmediatamente después de una comida.

5. Beba suficiente agua

Cuando una persona está deshidratada se desacelera su metabolismo. Sobre todo en verano, cuando usted es más propenso a la deshidratación, asegúrese de que está recibiendo un mínimo de 64 onzas de agua cada día. Si no es muy amigo del agua, puede consumir jugos o batidos, lo importante es que mantenga su cuerpo hidratado.

(Visited 69 times, 1 visits today)


También te puede gustar

No tags for this post.