Dormir bien nos permite descansar, consolidar la memoria, reorganizar la información extrayendo los datos más relevantes, incrementar la longevidad e incluso, aumentar nuestro atractivo cuando se tiene un sueño de calidad.

Diversos experimentos han comprobado que para tener una buena calidad de sueño es muy importante dormir por un lapso de 7 a 9 horas y en un lugar adecuado. Así mismo,  expertos recomiendan una dieta saludable y  mantener siempre dispositivos como celulares, tablets, entre otros, apagados y lejos a la hora de descansar.

Existen alimentos que ayudan a combatir tanto el insomnio como otros trastornos de sueño, ejerciendo así una acción relajante que nos permite descansar mejor durante la noche. Algunos de ellos te los presentamos a continuación:

Alimentos ricos en triptófano

El “triptófano” es un aminoácido presente en alimentos como el pescado, las carnes blancas, el huevo y los lácteos que facilita la formación de neurotransmisores que participan en el ciclo del sueño, modificándolo de alguna manera, por lo que es esencial dentro en la nutrición humana.

Éste convierte a los alimentos que lo incluyen en elementos ideales que deben formar parte de nuestra dieta diaria, para dormir y descansar de la mejor forma posible.

Alimentos ricos en magnesio

El magnesio es un mineral que favorece la relajación muscular y el equilibrio del sistema nervioso central aliviando la ansiedad, lo que a su vez ayuda a mantener una buena calidad de sueño.

Dentro de los alimentos que lo incluyen y que se recomienda consumir para mejorar el sueño, están  los frutos secos, espárragos, semillas, acelgas, espinacas, cereales integrales, melón, kiwi, tomates, calabaza, lácteos, legumbres, plátanos y la soya.

 La avena es otro de los alimentos ricos en magnesio preferidos por la población, además es muy saludable ya que reduce el colesterol y controla los niveles de glucosa en la sangre. Uno de sus potenciales beneficios es que ayuda a conciliar el sueño mediante la relajación del cuerpo.

Miel

Aunque parezca increíble, la miel ayuda a un mejor descanso, esto se debe a que al contener glucosa, aumenta los niveles de insulina en la sangre estimulando la producción de triptófano, cuyo beneficio no es más que la disminución de una sustancia relacionada con la vigilia: la orexina.

Infusiones de hierbas aromáticas

Tés como el de manzanilla, tilo, valeriana, melisa, lavanda o limón, tienen un efecto sedante, por lo que también ayudan a conciliar y mejorar el ciclo de sueño.

Es importante destacar que no debe existir un consumo excesivo de estos alimentos, lo más recomendable es seguir una  dieta variada compuesta por  cada uno de los mencionados anteriormente.

Debemos organizar de forma adecuada la ingesta de cada uno de ellos, consumirlos en su justa medida y en las cantidades más recomendadas. Con esta dieta,  no solo lograremos dormir mejor, sino que además, fomentaremos una alimentación balanceada.

Probablemente seas de los que tienen problemas para conciliar un buen sueño e incluso de los que sienten que lo que duermen no es suficiente, por ello, anímate a seguir una dieta basada en estos alimentos y a comentar tu experiencia con todos nosotros.

(Visited 71 times, 1 visits today)


También te puede gustar