Cuando se habla de meriendas saludables, lo primero que debe estar en la lista son los frutos secos, primero por su cualidad no perecedera y segundo porque son ricos en proteína, fibra y grasas poliinsaturadas (grasa saludable), además del exquisito sabor que presentan cada uno de los integrantes de esta familia.

Almendras, nueces, pistachos, maníes, semillas, pecanas, entre otras, forman parte de este nutritivo grupo que no solo es rico en antioxidantes, sino que también colaboran en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Conocer tanto la importancia  como los aportes nutritivos que tienen los frutos secos en nuestra vida es fundamental, por ello, presentamos los aspectos más destacados para quienes tienen interés en su consumo:

Sus características principales

Estos frutos poseen en su composición natural menos de 50% de agua, así mismo, también incluyen en su estructura pocos hidratos de carbono, fósforo e incluso algunos se diferencian por su gran aporte en fibra insoluble (reconocida por sus propiedades para bajar el colesterol y saciar el hambre), vitaminas (especialmente aquellas del grupo B) y ácidos grasos Omega 3.

Son alimentos que sacian con facilidad y dan una gran cantidad de energía, proteínas y un porcentaje que varía entre 50-70% de grasas saludables. Vale la pena destacar que en raciones de 25-35grs, los frutos secos nos aportan alrededor de 150 calorías (kcal), lo que es igual a consumir una manzana grande.

Sus beneficios más destacados

Los frutos secos son el complemento perfecto para cualquier dieta, ya que ayudan a bajar el nivel de colesterol malo e incrementa el bueno. Además, su alto índice en ácidos grasos oleicos, linoléicos y Omega 3 participan en el control de los índices de triglicéridos y colesterol del cuerpo.

Igualmente, poseen vitamina B1 la cual es muy importante a la hora de llevar procesos metabólicos en el organismo como la transformación de alimentos en energía y la absorción de la glucosa. Los expertos los recomiendan porque ayuda a prevenir enfermedades como el glaucoma.

Los frutos secos más saludables

A pesar de que todos los frutos secos se consideran saludables mientras se consuman en pequeñas cantidades, existen algunos que presentan otras propiedades que ayudan a combatir diversas condiciones lo cual los hace populares entre la población. Algunos de ellos son:

Las nueces, éstas no solo son conocidas por el alto nivel de antioxidantes (lo cual ayuda a combatir el envejecimiento), sino también por su cualidad antiinflamatoria y su respuesta en el tratamiento contra el cáncer y diversas enfermedades cardíacas.

Seguidamente las Almendras, esta maravilla de la naturaleza ayuda a mejorar cualquier malestar estomacal, además, gran parte de su composición posee proteínas, vitamina E, manganeso, Riboflavina, grasas buenas, magnesio, cobre, fósforo y fibra, lo cual ayuda con la digestión; de igual forma, combaten enfermedades como la diabetes tipo 2.

Toma ciertas precauciones

Existen personas que pueden ser alérgicas a algunos de estos frutos secos por lo que si presentan reacciones secundarias como dolor de vientre, diarrea, cambio en la voz, picor en el paladar o en la garganta, e incluso  náuseas, hemos de consultar a nuestro médico de forma inmediata

Si este alimento se consume tostado, perderá varias de sus cualidades beneficiosas para la salud, por lo que se recomienda que se consuman al natural, es decir, crudos.

Es sumamente importante recordar que se debe verificar el estado de los frutos antes de ser consumidos. Estos no deben presentar moho, deben tener un color normal, guardarse en recipientes adecuados y en lugares secos y con ventilación.

¿Te gustan los frutos secos? Comparte cuáles son tus favoritos y las proporciones en las que los consumes para complementar eficazmente tu rutina alimentaria.

 

(Visited 202 times, 1 visits today)


También te puede gustar