Muchos consideran al té verde como un regalo de la naturaleza. Y es que existe una razón clave por la cual esta bebida ha estado presente desde épocas milenarias en las culturas asiáticas. Por su alto contenido de antioxidantes y nutrientes, el té verde es capaz de aportar al organismo múltiples beneficios. Existen muchas variedades de té y cada uno aporta una serie de beneficios. No obstante, la planta CamelliaSinensis, que es de donde proviene el té verde, es la única que no es fermentada.

Es por ello que en su proceso de elaboración no se pierde nada de sus propiedades antioxidantes, vitamínicas y medicinales. Gracias a que además cuenta con un agradable aroma y un rico sabor, el té verde ha ganado mucha popularidad entre las plantas terapéuticas. Las vitaminas C y E, las isoflavonas, las catequinas y los alcaloides son solo algunas de las propiedades que convierten al té verde en el aliado perfecto para la salud. A continuación verás cuáles son sus principales beneficios.

Antienvejecimiento

El té verde tiene fama de promover la longevidad. Esto se debe a su alto contenido de antioxidantes conocidos como polifenoles. Estos elementos se encargan de atacar los radicales libres, que son los responsables de originar las arrugas.

Previene enfermedades cardiovasculares

Una vez más, gracias a los antioxidantes que contiene, el té verde puede ayudar en la prevención de distintas enfermedades cardiovasculares como presión arterial baja, a reducir los niveles de colesterol en la sangre y mejorar la proporción entre el colesterol bueno y malo.

Depura el hígado

El exceso de toxinas en el organismo puede afectar tu salud. El hígado es quien se encarga de filtrar estas toxinas. Sin embargo, dependiendo del tipo de alimentación que se lleve, este proceso podría verse afectado. El té verde funciona como un impulso para depurar el hígado.

Estimula el metabolismo

El té verde ayuda a activar el metabolismo. Con esto se mejora la capacidad para quemar calorías y puede ayudar a reducir el exceso de peso corporal. Además, es un buen agente de termogénesis, es decir, que ayuda en el proceso de quema de grasas. Por otro lado, esta bebida es capaz de bloquear la absorción de carbohidratos.

Previene el estreñimiento

Otra de sus propiedades beneficiosas es su ligero efecto laxante. La bebida ayuda a combatir el estreñimiento y así como a reducir los gases, la hinchazón abdominal y otros problemas digestivos.

Ayuda en el control de la diabetes

El té verde también mejora el metabolismo en relación a la glucosa y los lípidos. Y gracias a que permite regular los niveles de azúcar en sangre, ayuda en la lucha contra la diabetes.

Recomendaciones para el consumo del té verde

Sus beneficios para la salud son innegables, ayuda en la prevención y en el control de varias enfermedades. Sin embargo, es importante no abusar de su consumo. Esta bebida puede producir efectos negativos cuando se padece de algún problema en concreto. Por ejemplo, personas con una presión alta pueden sufrir taquicardias fuertes a causa del consumo de esta bebida.

Por otro lado, consumir más de cinco tazas al día también puede ser dañino para la salud. Algunos efectos negativos del té verde pueden ser dolor de cabeza, diarrea, mareos, nerviosismo, trastornos de sueño, irritabilidad, ritmo cardíaco elevado, acidez, entre otros. Muchos de estos trastornos pueden aparecer debido al contenido de cafeína que tiene el té verde. De hecho, es por eso que hay que tener cuidado con mezclarlo con medicamentos, drogas o alcohol.

 

¿Consumes Té Verde? ¿Que beneficios has obtenido tú?

(Visited 43 times, 1 visits today)


También te puede gustar