El hígado, los riñones, el intestino y la piel son los órganos principales encargados de depurar y desintoxicar nuestro organismo. Existen alimentos que tienen el poder de facilitar esta labor y se los denomina alimentos depurativos.

¿Qué es la desintoxicación o depuración?

La desintoxicación es la eliminación de los productos de desecho que se generan en nuestro cuerpo durante su funcionamiento normal pero que, al alcanzar cierto nivel pueden causar numerosas enfermedades, entre ellas, el cáncer. Es una “limpieza profunda”, la cual es realizada por el organismo, no por los alimentos en sí mismos, sino que estos últimos favorecen la eliminación de toxinas y de otras sustancias nocivas de nuestro cuerpo.

¿Cuáles son los beneficios de la desintoxicación a través de alimentos depurativos?

En síntesis, se promueve una óptima salud, se mejoran las defensas y se logra una revitalización completa cuerpo-mente. Además, se previenen enfermedades tales como, erupciones cutáneas, migrañas, halitosis (mal aliento), cáncer, obesidad, entre muchas otras. Las ventajas no son solo internas, sino que el descanso ofrecido a nuestro cuerpo tendrá efectos positivos estéticos a nivel de la piel, cabellos, uñas, peso corporal, celulitis, etc.

¿Cuáles son los alimentos y bebidas con mayor poder depurativo?

Agua: beber al menos 2 litros de agua fresca por día contribuye a la depuración. Se pueden elaborar caldos caseros a base de vegetales orgánicos, sin el agregado de caldos comerciales, o aguas de frutas frescas, para reemplazar el consumo de jugos y otras bebidas industrializadas.
Frutas: contienen mucha agua, son reducidas en azúcares y ricas en vitaminas y otras sustancias antioxidantes. La fibra y ácidos orgánicos que están presentes en las frutas facilitan la eliminación de desechos.
Limón: la acidez del limón (ácido cítrico) actúa directamente sobre el hígado para limpiar el organismo de toxinas y desechos.
Yogurt natural y leches fermentadas sin aditivos: contienen probióticos y bacterias encargadas de mantener el balance de la flora intestinal.
Vegetales de color verde oscuro (berro, acelga, espinacas, radicheta, rúcula, espárragos, brócoli, perejil, alcachofa, etc.): en ellos abunda la clorofila, pigmento que promueve la depuración hepática y, con ello, la purificación de la sangre.
Alimentos orgánicos, sin agregado de colorantes, conservantes, estabilizantes, aromatizantes, o uso de herbicidas, pesticidas, u hormonas para su cultivo o crianza.
Condimentos: ajo, cúrcuma, jengibre.
Legumbres: ricas en fibra y en antioxidantes para conservar el cuerpo limpio y rejuvenecido.
Alimentos ricos en omega 3: semillas, aceites de semillas, pescado azul, frutos secos.
Grasas saludables: palta, aceite de oliva virgen extra, aceites de semillas sin refinar.
Té verde: por su efecto diurético que promueve la eliminación de líquidos retenidos y su elevado contenido de antioxidantes que protegen a los vasos sanguíneos.

Los Batidos Verdes o Green Smoothies: zumos estrella para depurar el organismo

Los batidos verdes ayudan a depurar nuestros sistemas por su elevado contenido de agua, fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes, y por ser elaborados con ingredientes frescos.
Bebe en ayunas este ‘smoothie’ para limpiar tu organismo. Delicioso, refrescante y depurativo:

Para 2 vasos:

  • 1 taza de agua fresca y segura
  • 1 rodaja de piña (sin cáscara)
  • 1 ramita de perejil
  • 2 ramitas de apio
  • 4 rodajas fina de pepino
  • ½ manzana verde
  • 1 cucharada de jugo de limón.
  • Coloca todos los ingredientes sólidos en el vaso de la licuadora, vierte el agua y licúa a máxima potencia. ¡A disfrutar!

¿Qué alimentos depurativos vas a incluir en tu dieta?

(Visited 143 times, 1 visits today)


También te puede gustar