Existen, en la actualidad, muchos rumores o informaciones no del todo precisas sobre las diferencias entre el pan blanco y el pan integral. Hoy te vamos a aclarar todas las dudas para que sepas exactamente cuál tipo de pan es el más saludable.

¡Vamos desde el principio! Todos sabemos que el pan, en la mayoría de sus presentaciones, proviene del trigo, pero el procesamiento del grano es diferente para cada tipo de pan. El grano de trigo está compuesto por el germen y por el salvado. El germen es lo que podríamos llamar el corazón del grano y gracias a él se produce la germinación y crecimiento de la planta. Es la parte interna, mientras que el salvado son las diferentes capas que protegen y recubren el germen.

La harina de trigo se produce cuando se muelen los granos del trigo, pero es ahí donde viene la diferencia. Para la elaboración del pan integral se utiliza el grano entero y para el pan blanco se utiliza el germen, es decir, que viene de una harina más refinada.

El grano de trigo está compuesto por proteínas, almidón, fibra, minerales y vitaminas, pero no en la misma cantidad en todas sus partes. El germen contiene más almidón y menos cantidad de minerales, vitaminas. El salvado tiene toda la fibra, más minerales y vitaminas.

Como podrás ver, la diferencia entre el pan blanco y el pan integral es la cantidad de nutrientes que tienen cada uno. El pan integral aporta mayor valor nutricional que el pan blanco. Sin embargo, es importante mencionar que ambos tienen una cantidad similar de proteínas, es decir, que el pan integral por tener más fibras, minerales y vitaminas no tiene un nivel más bajo de calorías.

¿Pan blanco o pan integral? He ahí el dilema

Respuesta simple: el pan integral. Al estar elaborado con el grano entero del trigo, este tipo de pan conserva todos los nutrientes y el contenido de fibra hace que sea más fácil de digerir, además facilita los procesos digestivos cuando se acompaña con otros alimentos.

Por su gran cantidad de fibra es un buen aliado en los regímenes alimenticios, pues ayuda a digerir de manera más rápida los alimentos, al mismo tiempo sirve para eliminar los desechos del cuerpo de forma más fácil.

El pan integral es de color moreno porque la harina con la que está hecho es menos refinada y, por supuesto, es un pan enriquecido que aporta una serie de nutrientes esenciales para la salud de nuestros cuerpos. Puede ser consumido con menor riesgo por personas que tiene diabetes u otros problemas relacionados con el azúcar en la sangre, sin embargo al conservar almidón el pan integral también tiene glucosa, pero se digiere más rápidamente.

El pan blanco al no contener fibra, puesto que está elaborado con una harina hecha de puro germen, puede causar estreñimiento. No es tan nutritivo y, a pesar de tener componentes importantes para una alimentación balanceada, no aporta tantos beneficios como el pan integral.

Si quieres comer saludable elige el pan integral, además en el mercado existen muchas versiones de panes integrales mezclados con otras semillas y frutos secos.

 

¿Has probado el pan integral? Dinos cuál es tu favorito

(Visited 260 times, 1 visits today)


También te puede gustar